La ayuda psicologica al menor

Mark as spam misclassified duplicated expired offensive

PSICOLOGIA Published date: Agosto 22, 2013
  • País: España

Imaginemos el caso de un papá que se enoja cuando hay mucho tránsito, dice groserías y se lo pasa tocando el claxon; la consecuencia es que el niño aprende que ante las situaciones adversas hay que desesperarse y que lo primero que se pierde en la vida es la calma".


Así, un niño con temperamento activo y mal manejo de emociones se encuentra propenso a desarrollar actitudes cada vez más violentas. "La rabieta degenera paulatinamente en pataletas en el suelo, agresiones verbales (he tenido pacientes de 3 años que le han gritado frases muy hirientes a sus padres, como 'no quiero vivir contigo' u 'ojalá te mueras') y, más adelante, físicas, como patear o morder al papá y a la mamá, sobre todo cuando se acercan a contenerlo. Hablamos entonces de una situación progresiva que da pie a un problema que llamamos trastorno negativista desafiante".


Cuando el niño ya ha insultado o ha golpeado a sus padres, es más fácil que actúe de igual forma con sus iguales: compañeros de la escuela, hermanos y vecinos de edad similar. "A quien toma primero como víctima es a los más vulnerables, que son los chicos tímidos, ansiosos, inhibidos, inseguros, que les cuesta trabajo defenderse y establecer relaciones interpersonales: los pequeños de temperamento pasivo”.


Otro riesgo radica en que el chico puede retar a las autoridades, como sus maestros o cualquier adulto que le dé una orden. "En principio, el pequeño les enseña la lengua, hace una trompetilla, o cuando alguien se dirige a él para hablarle o llamarle la atención, le dice: ‘no voy; alcánzame, ven por mí'. Esto aumenta en complejidad, porque la violencia también deja de ser verbal y empieza a ser física: pega y hace travesuras".


Desafortunadamente, si el trastorno negativista desafiante no se atiende a tiempo y la crianza de los padres desfavorece el manejo de este comportamiento, no es raro que inicie una temible dificultad, denominada trastorno disocial, que es el origen del comportamiento delictivo en niños mayores y adolescentes.


 


"La progresión de este padecimiento puede ocasionar que el chico sea agresivo con los animales, a sabiendas de que la mascota siente miedo; también arranca ramas a los árboles, daña la propiedad privada y llega un momento en que empieza a robar cosas. Otro posible escenario, es que le llame la atención jugar con fuego, y si no se le detiene a tiempo se convierte en un pirómano. Una posibilidad más es que, si tiene el hábito de golpear, en un futuro no se detendrá para abusar sexualmente de alguien, no precisamente por placer sexual, sino por el gusto que experimenta al dañar a otro". A estos ejemplos, indica la especialista, podemos incluir la propensión a consumir o traficar droga, practicar secuestro, o asesinar a alguien.


guia psicolegs barcelona

Vote
Result 0 votes

Información útil

  • Evita fraudes pagando con PayPal
  • No pagues nunca con Western Union, Moneygram u otros servicios de pago anónimos.
  • No compres ni vendas fuera de tu país. No aceptes cheques de fuera de tu país
  • Este sitio no está involucrado en la transacción y no gestiona los pagos, ni las entregas, ni las garantías, ni provee de servicios de depósito, ni ofrece "protección al comprador" o "certificación del vendedor"