Ante los primeros síntomas de alerta, visita al psicólogo psicologia, salud mental

Mark as spam misclassified duplicated expired offensive

PSICOLOGIA Published date: Octubre 3, 2018
  • País: España
  • Ciudad: psicologia, salud mental

Muchas veces ocurre que las responsabilidades diarias, casa, familia, trabajo... nos ocupan tanto tiempo que no encontramos espacio para cuidar de nosotros mismos.


Y nuestro estado emocional se va resintiendo poco a poco, tácitamente, de tal manera que no tomamos en cuenta los primeros síntomas que nos están alertado de que algo en nuestro interior no funciona como debiera.


Tratamos de buscarle explicaciones lógicas, como la de no tengo ganas de hacer nada o, estoy siempre cansada y me cuesta dormir porque tengo tantas ocupaciones que es normal que mi cuerpo no responda.


Pero no nos equivoquemos, a veces puede ser algo físico, exceso de trabajo, falta de vitaminas fundamentales, una mala alimentación... pero, en otras ocasiones, responde a algo emocional. La depresión, la ansiedad o los desequilibrios en nuestro estado anímico responden a algo interior.


Igual de importante es cuidar nuestra salud física como la mental. Es más, determinados signos del cuerpo son la expresión exterior de algo que no marcha bien en nuestro interior. ¿Por qué sufrir inútilmente? Francamente, no tiene sentido.


Algunas de las señales que nos avisan de que deberíamos recurrir a la ayuda de un psicólogo son, entre otras:


* Falta de control para afrontar determinadas situaciones cotidianas. Lo que le lleva a responder con una desproporción entre lo que sucede realmente y en cómo le afecta. Enfados, lloros, impotencia, irritabilidad, pasividad...


Por ejemplo, supongamos que tenemos que hacer frente a un gasto extra, algo con lo que no contábamos para nada. Cuando nuestra salud interior está normalizada, en un primer momento, nos preocupa saber cómo vamos a hacer para solventar esa falta de liquidez, somos personas humanas, es normal que una situación complicada nos afecte.


Pero, nos reponemos de ese primer impulso normal de malestar o inquietud y, lo siguiente es poner acción. Pensamos en las posibles opciones que nos ayudarían a resolverlo y las llevamos a la práctica. En este caso, buscaríamos en internet financieras privadas que ofrecen minicréditos para cubrir imprevistos. Al ser pequeñas cantidades de dinero, se aprueban casi el 100% de las solicitudes que les llegan. Al día siguiente, ya tenemos el disponible en nuestra cuenta y problema solventado.


 * Pensamientos negativos en exceso. De tal manera que le resulta muy complicado llevar una vida normal. Todo son problemas sin solución. Y surgen preguntas del tipo de ¿Por qué todo me ocurre a mí? ¿Qué he hecho yo para que todo me vaya mal? ¿Por qué me encuentro tan sola? ¿Nadie me quiere?...


* Miedo excesivo a determinadas situaciones: fobia a volar, a entrar en un ascensor, a los espacios abiertos...


* Sensación de que su vida no tiene sentido. Con este último hay que tener cuidado, porque puede derivar en una respuesta mucho más grave y sin segundas oportunidades.

Vote
Result 0 votes

Información útil

  • Evita fraudes pagando con PayPal
  • No pagues nunca con Western Union, Moneygram u otros servicios de pago anónimos.
  • No compres ni vendas fuera de tu país. No aceptes cheques de fuera de tu país
  • Este sitio no está involucrado en la transacción y no gestiona los pagos, ni las entregas, ni las garantías, ni provee de servicios de depósito, ni ofrece "protección al comprador" o "certificación del vendedor"