El dinero como medio para un fin

Mark as spam misclassified duplicated expired offensive

PERSONALES Published date: Noviembre 9, 2018
  • País: España

No sabemos porque extraña razón, se tiende a calificar el dinero como algo negativo. 


Si una persona afirma que ama la naturaleza, los animales, los libros, que lo que valora es todo aquello que tiene que ver con lo puramente espiritual, que le apasiona el arte en todas sus acepciones, que le gusta viajar... esa persona es, en principio y, en líneas generales, maravillosa, una persona con sensibilidad, con corazón. Sin embargo, si a alguien se le ocurre la idea de decir públicamente que ama el dinero, acto seguido, se le tacha de materialista e, incluso, avariciosa y ambiciosa. 


El dinero en sí, no es bueno ni malo, es algo que necesitamos, de hecho, para cumplir alguna, si no todas, de las cosas que antes hemos asignado a las personas con sensibilidad y sentimientos. 


Es el mal uso del dinero lo que lo convierte en algo negativo, pero eso, es tarea de los humanos. 


Y fruto de ese pensamiento de ver el dinero como algo sucio, nuestra relación con el es pésima.


Si volvemos a las creencias con raíz espiritual sobre el concepto negativo del dinero, éstas se basan, principalmente, en el mal entendimiento de “amar el dinero”. El dinero es una simple herramienta, algo necesario. Y, todo lo que hagamos bien o mal con el dinero, tiene que ver con nuestra forma de ser y de actuar. Si somos generosos, el dinero nos ayudará a ser más generosos todavía y, lo contrario, si somos egoístas, el dinero nos servirá para ser más avaros.


Por otro lado, incluso hay personas que se sienten mal, se sienten culpables de ser ricos.


Y, respecto a la manida frase de "el dinero no da la felicidad" tiene una parte de verdad, pero no toda. Es decir, el solo hecho de ser rico, no va a hacer que seamos felices, pero, ser pobre tampoco garantiza que lo seamos.


Hechas estas especificaciones y, teniendo en cuenta que, si queremos comprar un televisor, una cámara de fotos, una bicicleta, un coche, salir de viaje... o cualquier otra cosa que, por lo menos, nos regalará momentos de felicidad y satisfacción, tendremos que echar mano de lo material. Un bien material que obtenemos de nuestra cuenta corriente o, gracias a prestamistas o entidades financieras privadas que nos ofrecen créditos rápidos y fáciles de solicitar y contratar.


Si disponemos del saldo suficiente para llevarlo del pensamiento a la realidad, enhorabuena, aprovechen su dinero para cumplir su deseo. Pero si no lo tienen, hay una solución que nos puede venir muy bien, los créditos rápidos están hechos para financiar esos proyectos personales que tienen que ver con lo gratificante de alcanzar lo que sea que nos atraiga. Dinero rápido con la única finalidad de darnos el gusto de disfrutar de los placeres de la vida a aquellos que amamos el dinero, como instrumento o medio necesario, para alcanzar una meta, un sueño, un deseo o para pagar las facturas.


Vote
Result 0 votes

Información útil

  • Evita fraudes pagando con PayPal
  • No pagues nunca con Western Union, Moneygram u otros servicios de pago anónimos.
  • No compres ni vendas fuera de tu país. No aceptes cheques de fuera de tu país
  • Este sitio no está involucrado en la transacción y no gestiona los pagos, ni las entregas, ni las garantías, ni provee de servicios de depósito, ni ofrece "protección al comprador" o "certificación del vendedor"