Barrio con coches

Mark as spam misclassified duplicated expired offensive

PERSONALES Published date: Marzo 28, 2018
  • Región: https://www.cochesafondo.net/

En Oviedo hay dos "rondas norte". Una de ellas, la que no ha pasado del papel y por la que los políticos andan enredados. La otra, la real, que no es una ronda sino recorrido sinuoso "inventado" por los conductores para eludir los atascos de las calles Pepe Cosmen, Avenida de Santander e Independencia; se trata de una vía de escape que, a través de Ciudad Naranco, utilizan miles de coches para recorrer el trazado que va de la entrada a Oviedo por la Autovía de la Industria (AS-II) hasta Vallobín o La Florida. Es un "scalextric" urbano de calles estrechas, con limitaciones de velocidad y con atascos en las horas punta, pero que, en condiciones de buen tráfico, se cubre en apenas diez minutos. Un tiempo aceptable si se compara con la odisea que puede suponer el mismo desplazamiento por el centro.


La cada vez mayor presencia de vehículos en esta falsa ronda alternativa no ha pasado desapercibida a los vecinos. "No sé si tendrá que ser o no con una autovía, pero lo que está muy claro es que el barrio soporta un nivel de circulación muy grande y que necesita soluciones", apunta Amado García, residente en la zona.


La "otra" ronda arranca de la glorieta de Luis Oliver. Para ir a La Florida o Vallobín, hay que coger la salida que marca dirección a Ciudad Naranco por un estrecho paso bajo las vías del tren. A continuación, por la calle Ernesto Winter Blanco, dejando a la derecha la sede de la Fundación Docente Mineros Asturianos (FUNDOMA), la ruta alcanza la calle Santiago de Compostela, en la que hay varios pasos de peatones. Luego sigue por la calle Hanzhou, entre el Colegio Loyola y el "esqueleto" del fallido spa del Naranco, y la calle Menéndez Pelayo, antes de entrar en la parte más complicada del recorrido, que es el paso por la estrecha calle en cuesta de Roberto Frassinelli y por las de Lorenzo Abruñedo e Ignacio Patac. Después, la ruta desciende por la avenida de Los Monumentos, para desembocar o bien en la rotonda de la Argañosa, a través de la calle Ramiro I, o bien en la de Vallobín, por la calle Cambó.


La ronda suma algo más de dos kilómetros de trayecto por algunas calles en la que apenas hay espacio para que se crucen dos coches y en cuyas inmediaciones abren sus puertas varios centros educativos, como las Ursulinas y el Loyola, o el Instituto del Naranco.


Hay momentos del día en que la circulación es fluida, pero en las horas punta, tanto por la mañana como a media tarde, los atascos son habituales. "De cinco a siete y media las colas llegan desde la antigua cárcel hasta el puente de Nicolás Soria", afirma Fernando del Balzo, que también defiende la necesidad de que Ciudad Naranco y los barrios de Vallobín y La Florida cuenten con nuevas salidas hacia los grandes corredores de circulación que atraviesan el concejo.


 


Tomás Alonso, otro vecino, coincide en esa misma reclamación, aunque subraya que la solución para la Ronda Norte del futuro tiene que "preservar" el monte Naranco.

Vote
Result 0 votes

Información útil

  • Evita fraudes pagando con PayPal
  • No pagues nunca con Western Union, Moneygram u otros servicios de pago anónimos.
  • No compres ni vendas fuera de tu país. No aceptes cheques de fuera de tu país
  • Este sitio no está involucrado en la transacción y no gestiona los pagos, ni las entregas, ni las garantías, ni provee de servicios de depósito, ni ofrece "protección al comprador" o "certificación del vendedor"