Los nuevos modelos de financiación online

Mark as spam misclassified duplicated expired offensive

INTERNET Published date: Mayo 31, 2019
  • País: España

Hoy en día, cuando nos hablan de financiación, solemos pensando en los modelos tradicionales. Por ejemplo, los créditos bancarios, que podemos solicitar acudiendo a la oficina más cercana de nuestra entidad bancaria habitual, y entre los cuales incluimos entre muchos otros las entradas hipotecarias. Por otro lado, el Estado siempre ha subvencionado a colectivos y proyectos de toda índole, y las Comunidades Autónomas también disponen de paquetes de ayudas específicas para colectivos locales que poseen características especiales y tienen objetivos específicos. Ninguno de estos modelos financieros ha desaparecido y siguen teniendo mucha demanda.


Sin embargo, las personas más ancladas en el pasado o en la rutina subestiman el potencial de las nuevas herramientas de financiación online. En general, todas ellas han sido creadas para lo mismo: aportar a un individuo o a un grupo de ellos recursos económicos para cubrir unas necesidades. Sin embargo, la diferencia fundamental entre las viejas y las nuevas alternativas financieras es la estructura, el funcionamiento en sí, y tal vez un poco el tipo de personas a las que van destinadas. En los tres casos, podemos aseverar que la financiación online destaca por ser flexible.


En ocasiones, estas opciones en línea no son sino un calco adaptado de las posibilidades de siempre. Por ejemplo, los préstamos con ASNEF solicitados en una web de créditos pequeños se parecen en un sentido formal a los créditos bancarios. La diferencia es que estos créditos, al poder solicitarse a través de internet y sin intermediarios, elimina la burocracia y agiliza los trámites.


Además, las cantidades que se pueden solicitar, según datos ofrecidos entre otros por el comparador de préstamos rápidos WannaCash.es, son pequeñas.


Pero hay otras opciones financieras a las que muy poca gente recurre por necesidad, como por ejemplo el crowdfunding o las plataformas de micromecenazgo. Normalmente estos sitios web se utilizan para financiar proyectos artísticos que no tienen cabida en el entramado de intereses empresariales del capitalismo actual, pero también es posible usarlas para cubrir necesidades de vida o facilitar los trámites económicos en personas necesitadas. Muchos centros sociales de ayuda humanitaria utilizan este sistema como vía para las donaciones.


Por otro lado, los monederos virtuales, como PayPal, también son un sistema de donaciones muy seguro al proteger los datos bancarios de la persona que realiza o recibe dicha donación. Estos son los ejemplos más básicos, pero cada año aparecen nuevas y más sofisticadas opciones de financiación online.


Vote
Result 0 votes

Información útil

  • Evita fraudes pagando con PayPal
  • No pagues nunca con Western Union, Moneygram u otros servicios de pago anónimos.
  • No compres ni vendas fuera de tu país. No aceptes cheques de fuera de tu país
  • Este sitio no está involucrado en la transacción y no gestiona los pagos, ni las entregas, ni las garantías, ni provee de servicios de depósito, ni ofrece "protección al comprador" o "certificación del vendedor"